CASITA DE JENGIBRE – GINGERBREAD HOUSE

¡Qué triste estoy!! Esto de que se acaben las Navidades me da una pena…significa que hay que recoger  todos los adornos de Navidad, guardar los regalos, y sobre todo, ponerse a dieta para recuperarse de los excesos navideños, que en mi caso han sido muchos… No he visto época del año en la que se coma tanto como en ésta.. Yo al menos me he ido a la cama varias noches con sensación de empacho..¡qué pesadilla! Ahora a volver al filetito a la plancha y a las ensaladas, pero ¡qué difícil mantenerse a raya con la dieta después de semejantes empachos!

Pues bien,  he pensado que para despedir las Navidades del 2016 y darle la bienvenida al 2017, nada mejor que  enseñaros la Casita de Jengibre que preparé para la fiesta familiar que celebramos el 31 de diciembre. Esta casita de Jengibre es muy especial, y os cuento porqué.

Casita de Jengibre – Gingerbread House www.vivalascookies.com

Se trata de mi primera Casita de Jengibre.  Hace unos meses vi un curso de una casita de jengibre de  la maravillosa Maribel Ríos que me enamoró. Lamentablemente, sólo  había curso en Barcelona, y como entonces me era imposible asistir, me quedé con las ganas pero además de verdad. Y en mi cabecita le daba vueltas y vueltas  a cómo sería eso de hacer una casita de galletas, si aguantaría el peso, si no se rompería el techo… ¡En fin! Un mar de dudas sobre cómo sería el resultado. Como soy un poco cabezonica (como se dice por esta tierra), cuando llegaron las vacaciones de navidad decidí tirarme a la piscina. Total, no perdía nada.

Casita de Jengibre – Gingerbread House www.vivalascookies.com

Preparé 3 masas de galletas con mi receta de galletas de vainilla, pero para darle consistencia, añadí unos 50 grs de miel a cada una de las masas. No tenía ni idea de cuál sería el resultado, pero había leído en distintos sitios que la miel era importante para darle robustez a la casita. Eso sí, no usé nada de jengibre ni especias porque prefiero mi receta normal. así que, aunque he titulado esta entrada “casita de jengibre”, pues realmente no lo es.

Otra cosa que también hice fue usar un grosor de galleta “super grueso”, de 10 mm, casi el doble del grosor que suelo trabajar. Quería asegurarme que mi casita de jengibre fuera  capaz de soportar el peso y no se rompiera. Por eso al final gasté 3 masas!!! ¡qué barbaridad, ahora que lo pienso! Claro que también hay que tener en cuenta que la base sobre la que descansa la casita también es galleta.

Las galletas las decoré al día siguiente de hornearlas. Fuí glaseando una a una, y como no me cabían en el deshidratador, por primera vez utilicé el horno a 50ª  para secarlas y ¡funciona! Una maravilla, por cierto.

Aquí tenéis el frontal de la casa,

Casita de Jengibre – Gingerbread House www.vivalascookies.com

Y la parte trasera,

Casita de Jengibre – Gingerbread House www.vivalascookies.com

Las paredes,

Casita de Jengibre – Gingerbread House www.vivalascookies.com

Casita de Jengibre – Gingerbread House www.vivalascookies.com

Una vez glaseadas las galletas, las dejé reposar al menos 12 horas antes de montar la casita.

Casita de Jengibre – Gingerbread House www.vivalascookies.com

Para pegar las galletas usé glasa de delineado blanca a modo de pegamento. Primero pegué la parte frontal a la base de galleta. A continuación, pegué cada uno de los laterales a la base de galleta y al frontal. Para terminar, pegué la galleta (más bien el galletón) trasero. 

Casita de Jengibre – Gingerbread House www.vivalascookies.com

Antes de pegar el tejado, dejé que estructura de la casita se secara bien. Esperé 4 horas, pero realmente no hace falta esperar tanto.

Casita de Jengibre - Gingerbread House www.vivalascookies.com

Casita de Jengibre – Gingerbread House www.vivalascookies.com

Cuando mi casa ya estuvo bien pegadita, me puse a decorar los extras: 2 pinos de navidad, y la chimenea. Lo siento, pero no tuve tiempo para más.

Casita de Jengibre – Gingerbread House www.vivalascookies.com

Casita de Jengibre – Gingerbread House www.vivalascookies.com

La base sobre la que descansa la casa va pegada con glasa sobre una base no comestible que decoré con fondant blanco teñido de verde.

Casita de Jengibre – Gingerbread House www.vivalascookies.com

Cuando pegué los pinos a la base, me dí cuenta de que tenía que decorar también la parte trasera del pino porque sino iba a quedar muy feo al mirar la casa desde atrás. Algunos de los ángulos del pino fueron un poco difíciles de decorar. La próxima vez tengo que decorar el pino por los dos lados antes de pegarlo a la base.

Casita de Jengibre – Gingerbread House www.vivalascookies.com

Y bueno, ¡Qué os voy a decir! Estoy muy contenta con el resultado de mi casita de jengibre, teniendo encuenta que es la primera.

Casita de Jengibre – Gingerbread House www.vivalascookies.com

Sí que es verdad que la próxima vez tendré que hacer algunos cambios y ajustes, como por ejemplo igualar los lados de las galletas, que al hornearse de deformaron un poco y no eran completamente rectos. Cuando me dí cuenta ya los había decorado, así que decidí dejarlos así, pero sí que es algo a tener en cuenta para la próxima vez.

Casita de Jengibre – Gingerbread House www.vivalascookies.com

Aquí vemos una  de las ventanas, y abajo vemos la otra. Para hacer el cristal no me quise complicar y utilicé placas de gelatina neutra. Quedan muy bien y son fáciles de pegar a la galleta. De todas maneras, tengo ganas de probar con caramelo.

Casita de Jengibre – Gingerbread House www.vivalascookies.com

Aquí tenéis una vista de la casa desde arriba.

Casita de Jengibre – Gingerbread House www.vivalascookies.com

Y un primer plano de algunos de los detalles de la casita de jengibre.

Casita de Jengibre – Gingerbread House www.vivalascookies.com

Casita de Jengibre – Gingerbread House www.vivalascookies.com

Casita de Jengibre – Gingerbread House www.vivalascookies.com

Me encanta la entrada de la casita!!! Es como meterse en un cuento de los que leíamos de pequeños…¿No os recuerda a la Casita de Hansel y Gretel? 

Casita de Jengibre – Gingerbread House www.vivalascookies.com

Y ya me despido, eso sí, remarcando que este ha sido uno de los trabajos con los que más he disfrutado. A mi familia le encantó y  aunque les ha dado pena, al final se han comido la casita. Y según dicen, “está riquísima”. 

Casita de Jengibre – Gingerbread House www.vivalascookies.com

Espero que a vosotros también os guste y perdáis el miedo a hacer una también vosotros. De veras que no es tan difícil. ¡Hasta la próxima!

 

6 thoughts on “CASITA DE JENGIBRE – GINGERBREAD HOUSE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *