En el 50 cumpleaños de mi hermana Sally, aparte de la tarta-maleta, no podían faltar las galletas. Esta vez me apetecía hacer algo diferente. Hace poco que me ha entrado una sana obsesión por dibujar caras. Reconozco que no tengo experiencia e intentar dibujar a mi hermana es ser algo osada.Pero ¿porqué no?

Tarta_Maleta_Luggage_Cake-12

La idea era hacer un retrato de Sally dibujado con lápiz. Como se trataba de un regalo sorpresa, no podía utilizar a mi hermana de modelo, así que me tuve que conformar con varias fotos para hacer el dibujo.

El primer boceto lo hice bastante rápido y se parecía bastante a Sally. Dada mi inexperiencia y que disfrutaba mucho dibujando, decidí retocarlo más.

Tarta_Maleta_Luggage_Cake-24

Empecé a borrar por aquí, y a borrar por allá, y al final, no sé cuántas veces cambié los ojos, la boca…incluso la forma de la cara..Pero bueno, al final, quedó bastante parecida.

Galleta_Sally

El dibujo no lo quise pintar, me gusta mucho el efecto del lápiz sobre el papel. El problema vino al  hacer escaneo. Fue difícil conseguir que se marcara lo suficiente como para que quedara bien al imprimirlo en papel de arroz.

Hacer retratos y que se parezca a la persona que quieres representar no es nada fácil, pero desde luego, supone un gran reto y una enorme satisfacción personal.

Creo que voy a empezar a dibujar a toda mi familia… Me encanta. Jamás había dibujado caras aparte de las princesas que hacía de pequeña… ¡Qué bueno¡

Para la fiesta imprimí  con tinta comestible 60 caras de Sally en papel de arroz, que pegué en galletas con forma de piruleta. Después las envolví en celofán. En esta foto veis uno de los 2 centros de galletas que preparé. Al lado puso un porta-retratos con el dibujo original.

Tarta_Maleta_Luggage_Cake-23

Ricas y bonitas, ¡Sí señor¡ A la cumpleañera le encantaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *